Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies.

 
 
 
  INFORMACIÓN FORMACIÓN
Portal Comercial del Metal Observatorio Tecnológico del Metal
 
  Está usted aquí: > INFORMACIÓN > Informativo AIMME  
 
 Informativo AIMME

Buscar en Informativo AIMME


Acceso a la zona de
SÓLO ASOCIADOS 
email  
contraseña
Guardar contraseña en cookie
Recordar contraseña
Nuevo usuario

Estadísticas
Visitas totales: 49.624.960
Visitas último año: 375.999
Visitas último mes: 31.340
  Informativo AIMME  
anteriorsiguiente

LEAN DE BAJO VOLUMEN (LBV): LEAN MANUFACTURING PARA SECTOR METAL-MECANICO


Introducción

La filosofía de gestión Lean Manufacturing desarrollada por Toyota se basa en el concepto de considerar como desperdicio a cualquier gasto de recursos que no suponga un valor para el cliente y por lo tanto hay que eliminar, entendiendo como valor a aquello por lo que el cliente está dispuesto a pagar. Por tanto, el preservar el valor con menos recursos se convierte en la base fundamental del concepto de esta filosofía de gestión.

El Lean Manufacturing ha supuesto para Toyota una continua evolución desde sus inicios siendo una pequeña compañía hasta convertirse en el mayor fabricante de automóviles del mundo. Esta sorprendente evolución así como los resultados sorprendentes que reporta la aplicación de esta filosofía despertó el interés del resto de empresas del sector (en especial a sus competidores directos como Ford y General Motors) sobre cómo se ha realizado esta importante transformación. A partir de este momento el Lean se ha implementado en todo tipo de empresas tanto del sector del automóvil y auxiliares como progresivamente otro tipo de empresas tanto de producción como en servicios.

Fue ya en los años 90’ cuando dos investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology) Womack y Jones la bautizaran como Lean Manufacturing después de analizar los pormenores de esta filosofía en Toyota y posteriormente analizar el grado de implantación en empresas de sectores tan distintos como la siderurgia, construcción o servicios, y comprobar directamente los resultados sorprendentes en la reducción del plazo de entrega, reducción del inventario y como consecuencia un aumento del beneficio.

Lean y el Sector Metal-Mecánico.

El sector del automóvil se caracteriza por tener largas series de producción con una demanda estable en un periodo determinado. En este tipo de empresas la implantación del Lean se centra en transformar los procesos de la cadena de valor reduciendo el desperdicio en función de los requisitos y la demanda del cliente.

Este no es el caso de otros sectores ni va a ser la tendencia en el futuro en otros sectores de empresas ubicadas en occidente, donde en la mayoría los pedidos son más pequeños, los plazos de entrega (lead time) más cortos y el catálogo de productos es mayor.

Este escenario es el escenario presente y futuro de las empresas europeas (y españolas), esto es productos a medida del cliente, con alto valor añadido y con calidad y gran flexibilidad y rapidez en la entrega. Los productos que permiten fabricaciones de grandes volúmenes de producción con bajo valor añadido se fabricarán en Asia. Aquí las empresas han de ser más agiles, más eficientes e intentar satisfacer la demanda con los menos recursos posibles, mayor productividad.

La mayoría de los principios de la filosofía Lean también son aplicables a las características de de empresas que como se ha indicado funcionan bajo pedido y/o con alta variabilidad de productos, este concepto se denomina LBV “Lean de Bajo Volumen”, que son la gran mayoría de empresas españolas y el futuro en la fabricación en Europa.

El sector metal-mecánico que en su gran mayoría atiende a las características indicadas, también es posible implantar los conceptos del Lean para aprovechar sus ventajas y conseguir sus objetivos, aunque en este caso el método tradicional de implantación de la filosofía Lean requiere algunas adaptaciones ya que de otro modo no se alcanzarán los objetivos que se persiguen en la filosofía Lean, o bien la implantación se puede quedar en una mera implantación de las herramientas de mejora de manera inconexas: 5’s, SMED, TPM, y no se conseguirán el nivel de mejoras en la reducción del plazo de entrega, costes de inventario, productividad etc.

En este caso por ejemplo se ha de aplicar una metodología algo diferente no basada en ocasiones en la definición de un Takt Time o una única cadena de valor VSM (Value Stream Mapping) por familia. Por otro lado, se ha de disponer de herramientas de programación y planificación ágiles que permitan mayor flexibilidad y reaccionar ante los pedidos del cliente de forma más ágil.
Por otro lado en general no se dispone de líneas dedicadas sino de Centros de Trabajo a través de los que se va transformando el producto, por lo que hay que actuar a través de los Centros de Trabajo planificando los cuellos de botella y encadenando cada Centro de Trabajo mediante sistemas Kanban particularizados a las características de este tipo de configuración productiva.

Conclusión

La filosofía de fabricación Lean Manufacturing que nació y se desarrollo en el sector del automóvil, se está trasladando de forma importante al resto de sectores productivos, con resultados realmente sorprendentes.
El escenario actual donde los países Asiáticos compiten con altas producciones a bajo coste, están provocando que la fabricación en Europa se vea abocada hacia una fabricación con productos de mayor valor añadido, normalmente bajo pedido o con producciones menores, con mayor agilidad de respuesta, flexibilidad en la fabricación del producto y con la mayor eficiencia y productividad.
Para ello AIMME dentro del ámbito del proyecto Metal-Lean tiene como objetivo la adaptación de la filosofía del Lean Manufacturing a las características de las empresas del sector Metal-Mecánico. En dicho sector normalmente se dispone de una configuración tipo Taller y centros de trabajo (Job Shop) y las características de los productos se fabrican bajo pedido o con producciones reducidas y con una importante gama de productos (de cientos a miles de referencias distintas y con poca previsión de la demanda). Siendo por tanto el concepto de Lean de Bajo Volumen (LBV) una tendencia presente y futura.







Puede disponer de más información en el siguiente enlace: www.aimme.es/informacion/informativo/ficha.asp?id=2124
Para más información:

Miguel A. Navarro.
Unidad de Ingeniería de Producto - AIMME
producto@aimme.es
Tel: 96 131 85 59





anteriorsiguiente
 
         
 
AIMME - Instituto Tecnológico Metalmecánico
Parque Tecnológico, Avda. Leonardo Da Vinci, 38 - 46980 PATERNA (Valencia) SPAIN | Tel.: +34 96 131 85 59 - Fax: +34 96 091 54 46
 
  martes, 21 de noviembre de 2017 - © Copyright 2017 AIMME. Todos los derechos reservados.
 
general@aimme.es